La Furgo-Nana: Canciones de Cuna y Sueños Rotos en la Panamericana

Me llega hoy la noticia de un proyecto curioso e interesante: La Furgo-Nana.

En el Blog ya dedicamos un post a esta antigua y bella tradición: las Nanas… reflejo de cómo todas las culturas y épocas han acompañado con cantos y abrazos el sueño de los bebés y niños, tadición que hemos perdido desgraadamente no solo en el mundo occidental, sino  al parecer también poco a poco en el resto del mundo.

Por eso este proyecto  me parece algo digno de dar a conocer… os copiosu nota de prensa:

Dos andaluces recorrerán más de 40.000 kilómetros en furgoneta para filmar nanas tradicionales y documentar los problemas de los niños de América Latina


La Furgonana. Ese es el apodo que María Royo y Antón Calderón, dos jóvenes cineastas andaluces, han elegido para su Volkswagen Kombi de 1969, con la que partieron desde California, en Estados Unidos, hacia la Patagonia argentina. Royo y Calderón, afincados desde hace tres años en Nueva York, expresan así el leit motiv deproyecto que les ocupará los próximos meses: recorrer a ras de suelo Latinoamérica y filmar un documental que dé testimonio de las canciones de cuna tradicionales de la región y que, al mismo tiempo, aborde los problemas más graves que padecen los niños del continente.


Hay pocas cosas tan íntimas y reconfortantes entre padres e hijos como las canciones de cuna”, afirma Royo. “A través de ellas, vamos a acercarnos a la salud de los derechos del niño, es decir, precisamente a las cosas que no les dejan dormir, a pesar de las nanas. Queremos contar la historia de lucha y de esperanza de estos niños”, subrayaEsta lucha diaria, de la que habla Royo, enfrenta a miles de niños de Latinoamérica con la explotación sexual, la malnutriciónel analfabetismo, la droga y la miseriaEl equipo de Jur Jur Producciones, productora fundada por ambos jóvenes, lleva meses organizando su nuevo documental, cuyo nombre provisional es Nanas. Un buen número de ONG, folkloristas y defensores de los Derechos Humanos de Latinoamérica está ya involucrado en el proyecto.


El documental, además, intenta aprovechar todo el potencial de participación comunitaria y promoción de internet. “La idea es que el público que vaya siguiendo en directo la grabación de la película a través de nuestras webs pueda participar también haciendo comentarios, ofreciendo sus consejos e incluso alterando el curso previsto del rodaje”, asegura Calderón. La narración se estructurará alrededor de un viaje, una odisea en furgoneta desde California a la Patagonia. Cada parada dará paso a una nueva historia y cada historia será trasladada a la página web de la película (www.furgonana.com) en forma de vídeo, sonido y texto e, inmediatamente, se transmitirá al resto de redes y canales new media, como Facebook, Twitter, Tuenti, Blogs, Youtube o Vimeo.


Es un proyecto itinerate. La Furgonana y su equipo recorren el continente, parando en distintas ciudades donde realizan reportajes sobre temas relacionados con los derechos del niño a la vez que recopilan canciones de cuna y folklor infantil.
Por ahora ya han estado en Tijuana donde trataron el tema del niño migrante, con educadores de calle y la casa YMCA de menores migrantes. En Mexicali recogieron cómo siguen las comunidades del valle tras el temblor. Después en Hermosillo, donde documentaron las reivindicaciones  de los papás del movimiento 5 de Junio, y colaboraron con distintos proyectos de Save The Children. Antes de salir de Sonora pasaron unos días en Ciudad Obregón donde conocieron las costumbres Yaquis y trabajaron con grupos de apoyo para niños discapacitados. De alli siguieron a Guadalajara donde trataron el tema del abuso sexual y la prostitucion infantil. Y así hasta Managua, donde se encuentran en este momento, tratando de buscar las claves de los entresijos de la trata de menores.
Ya llevan grabadas unas 60 canciones de cuna entre tradicionales, indigenas, mestizas o de origen español, así como originales con músicos como Luis Delgadillo, Jaramar Soto, Elba Rodriguez, Pancho Madrigal, Guillermo Anderson, Katia Cardenal o Luis Enrique Mejía-Godoy entre otros.

FurgoNana será el segundo documental de María Royo y Antón Calderón. Su primer trabajo, Rediscovering Pape, recogerá un Oscar de estudiantes el próximo 12 de Junio, ha sido galardonado con un premio Emmy en la categoría de estudiantes, así como con el primer premio de los festivales de CUFF ’10 (Nueva York) y Citivisions ’09 (Nueva York). Además, ha participado en la sección oficial de los festivales de Camerimage (Lodz, Polonia), OneWorldRumania 2011, WIFF (Miami), Bombshell Festival (Nueva York) y East River Market (Jidhlava, República Checa). En España se proyectó en el Festival de Sevilla 100% Europeo, en DocumentaMadrid 2010, en Huesca International Film Festival y ganó el ExtramaDocs.



Sobre los autores:


María Royo, nacida en Caracas, Venezuela en 1983, es licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Sevilla y master en ‘Media Arts Production’ por la Universidad City College de Nueva York, donde estudió gracias a una beca Fullbright. Además de los dos documentales citados, Royo ha realizado diferentes cortos documentales y de ficción. También ha trabajado como editora para Bloomberg News y Doblediez TV, así como para los largometrajes documentales City of Eternal Spring, de Carlo Mignano, y abUSed The Postville Raid, de Luis Argueta.


Antón Calderón, nacido en Cádiz en 1981, es licenciado en Derecho por la Universidad de Kent (Reino Unido) técnico de sonido por la escuela Microfusa de Madrid. Calderón añade a su experiencia en los dos documentales citados la composición de bandas sonoras para multitud de cortometrajes de ficción y documentales. Además, ha trabajado en la grabación del último disco de María Dolores Pradera y Los Sabandeños. También ha participado en la posproducción de City of Eternal Spring, de Carlo Mignano, y abUSed The Postville Raid, de Luis Argueta








Contacto:


Anton Calderon Y Maria Royo
teléfono +505 8509 5535 / email furgonana@gmail.com

Webs del documental: www.furgonana.com www.facebook.com/furgonana

Ángeles Hinojosa y cómo influye la forma de nacer en la persona y la sociedad- “El Blog Alternativo”

Artículo publicado el El Blog Alternativo

   “Hace pocos años que sabemos que los bebés sienten, y por tanto gozan o sufren dentro del claustro materno y cuando están naciendo. Hasta el año 1985, se intervenía quirúrgicamente a los recién nacidos sin anestesia, porque creían que no sentían dolor físico. A nadie se le pasaba por la cabeza que tuvieran emociones”
Ángeles Hinojosa

Angeles Hinojosa es la Presidenta de la Plataforma Pro Derechos del Nacimiento de la que hemos hablado en este post y está volcada en crear una nueva cultura del nacimiento  concienciando a la población y a los profesionales sobre la necesidad de humanizar la asistencia al nacimiento, cumplir las recomendaciones de la OMS y dar un trato respetuoso y amoroso al recién nacido como germen básico de un mundo mejor.

Además, ha creado un método propio de reflexología podal infantil y es experta en la técnica de rebirthing (renacimiento) gracias a la cual descubrió la historia de su nacimiento. Este hecho le permitió comprender y aceptar muchos aspectos de su vida y fue el detonante de su vocación y compromiso por defender los derechos de los bebés.

En esta entrevista concedida a la ya no existente revista Única explica cómo influye el embarazo y el nacimiento en la persona y en la sociedad actual.

Pero lejos de querer culpabilizarnos y angustiarnos por algo que ya ha pasado, es una información para tomar conciencia, sanar heridas, perdonar y perdonarnos y sobre todo, dejar de reproducirlas inconscientemente para que nuestros hijos y las siguientes generaciones lo hagan mejor.

Porque como dice el sabio y obstreta Michel Odent: “Para cambiar el mundo, antes hay que cambiar la forma de nacer”.

¿Es cierto que nuestra personalidad puede tener mucho que ver con la forma en que hemos nacido?
Las últimas investigaciones concluyen que las experiencias vividas desde el principio de la vida prenatal hasta los dos años marcan de forma definitiva la personalidad. Cuando decimos «nacimiento» nos referimos a la concepción, gestación, nacimiento y primera infancia.

¿Y qué podemos denominar como un “nacimiento traumático”?
Todo aquel que se produce sin la conciencia de las personas que lo asisten. Es decir, que no tienen conciencia del impacto que supone la vivencia para el que está naciendo. El maltrato en el nacimiento se viene produciendo desde siempre. Hace pocos años que sabemos que los bebés sienten, y por tanto gozan o sufren dentro del claustro materno y cuando están naciendo. Hasta el año 1985, se intervenía quirúrgicamente a los recién nacidos sin anestesia, porque creían que no sentían dolor físico. A nadie se le pasaba por la cabeza que tuvieran emociones.

¿De qué manera nos marca un nacimiento “traumático”?
Cada experiencia vivida por la madre mientras está embarazada aporta al bebé información sobre lo que es vivir. Cada acto que se realice con él o con su madre durante el nacimiento queda grabado en su memoria. En el futuro, una situación que se asemeje a una experiencia vivida en esa época producirá en él la misma emoción que sintió la primera vez, sin poder identificar la causa porque está oculta en su subconsciente.

¿Puedes ponemos algún ejemplo?
Cuando se induce un nacimiento, se está privando al bebé de decidir cuándo está preparado para nacer; el bebé siente que no se le considera, que no se le tiene en cuenta. Cuando se le separa de su madre nada más nacer sin que haya tenido tiempo para reencontrarse con ella, el bebé pierde toda la referencia de lo conocido; el terror y la desolación se instaurarán en él. Esas sensaciones que darán grabadas en su mente y le acompañarán el resto de su vida, reviviéndolas cada vez que viva una situación que él relacione con una pérdida.

Tal como lo describe, posiblemente es la forma en que hemos nacido la mayoría de nosotros…
Por supuesto. Al no conocer sus consecuencias, los nacimientos nunca se cuidaron. Los resultados de las experiencias vividas se reflejan en el estado emocional de la mayoría de nosotros.

¿Otra forma de tratar al bebé podría evitar estos daños?
Cuando un bebé es maltratado en un momento tan crucial de su vida necesita, sobre todo, contención física (BRAZOS) cosa que pocos de nosotros hemos tenido. La mayoría pasamos del vientre materno a la cuna con la excepción de los ratos de lactancia, los que tuvimos la suerte de mamar. Los padres, de haber tenido conocimiento de que su bebé estaba sufriendo, lo habrían acunado más tiempo para consolar su soledad. El amor y el respeto son las mejores medicinas para reparar las heridas emocionales.

Muchos científicos han estudiado este tema a lo largo del siglo XX, ¿no es así?
Sí, los expertos en Psicología perinatal han constatado de qué forma impacta al ser todo lo vivido en esas épocas. Asumir que eso es cierto nos pone en un dilema difícil de solucionar si se siguen haciendo las barbaridades que se hacen con el embarazo y el parto. Es más cómodo no escuchar cuando alguien alerta de las consecuencias que acarrea el intervencionismo excesivo al que se someten unos procesos totalmente fisiológicos como son gestar y parir.

¿Qué relación tiene el nacimiento con lo violenta que puede ser una sociedad?
Hay estudios que relacionan la violencia juvenil con la generada en las salas de partos. Si recibimos lo que damos, y si tenemos en cuenta la poca atención y la violencia con la que se coge a los bebés en su entrada al mundo, no es de extrañar lo que estamos viendo en todas partes, incluida nuestra cultura.

¿Y por qué hay tantas resistencias a asistir el parto con respeto, si se sabe lo importante que es para el bebé y la madre?
No, no se sabe o no se quiere saber. Debemos tener en cuenta que la gran mayoría de los profesionales que actualmente están en los centros sanitarios no saben atender un parto fisiológico. Están acostumbrados a intervenir, y en un parto fisiológico hay que estar observando desde lejos, pero dejando hacer a la mujer y al bebé, y sólo observando.

¿Cuáles son los protocolos hospitalarios traumáticos para el bebé?
Todos los que interrumpen el desarrollo natural del parto/nacimiento. No existe una sola intervención que no tenga un efecto negativo en el proceso.

Si nuestro hijo ha tenido un nacimiento difícil, ¿podemos curar sus heridas?
Como decía, el amor y el respeto son los mejores bálsamos que existen. Debemos contenerles en nuestros brazos, sobre todo los primeros meses; no dejarles dormir solos; permitirles expresar con el llanto el dolor, el estrés, la pena o cualquier otro sentimiento que necesiten expresar; respetar su estado de ánimo y apoyarlo, procurando no angustiamos con él y, sobre todo, ponernos en su piel y NO HACERLE JAMÁS NADA QUE NO NOS GUSTARÍA QUE NOS HICIESEN A NOSOTROS.

La mayoría de nosotros hemos tenido una primera infancia difícil. Supongo que el primer paso para superar esas heridas es ser consciente de ellas…
Sí, pero no nos podemos quedar solamente en eso. Hay que ir más allá y limpiar de resentimiento, culpa y dolor nuestra vida. Hacer un trabajo de reconocimiento y perdón hacia nuestros padres, que lo hicieron con nosotros lo mejor que supieron. Eso nos permitirá estar más preparados para criar a nuestros hijos sin repetir esquemas.

REVISTA ÚNICA: Texto de Amparo Coscolla y foto de Roger Casas

Sitio oficial: Método Ángeles Hinojosa de Reflexología Podal
Más información: Artículos de Ángeles Hinojosa
En El Blog Alternativo: Parto

¡¡¡Alma y Habiba por fin juntas!!!

Anoche llegué a casa rendida tras 2 días de no parar, un barrigón con el que ya apenas puedo verme los pies, una ola de calor que no nos deja respirar y otro”problemillas” con alguna zona de mi cuerpo que no son graves, pero sñi muy molestos y dolorosos…

De esos días que dices: “mejor no me hubiera levantado de la cama”…

Pero antes de irme a la ducha y a dormir me conecto a Facebook que para mi es la forma más rápida de enterarme de los temas que me interesan… es como una red de informadores al minuto… Y entonces veo esta foto y leo:

Alma y Habiba abrazadas

JUNTAS, ABRAZADAS Y LIBRES.La pequeña Alma se recupera apoyando su cabecita en el pecho de su madre sin separarse ni un instante, como si todo hubiera sido un mal sueño.Habiba brilla como aún no la habíamos visto. Os aseguramos que todo lo hecho sin duda ha merecido la pena. Alma, Habiba y nosotros/as os estaremos eternamente agradecidos/as por vuestro apoyo. (desde Fundación Raíces!)

Y entonces me digo: “Este ha sido un día genial”… ¡Por fin!!!!!

No hago mucho más y me voy a la ducha y a la cama…

Y hoy me levanto y con más calma leo todo lo relacionado… y sí… es una victoria… pero con cierto sabor agridulce…

Porque nadie ha dicho: “lo sentimos”, “nos hemos equivocado”, “tenéis razón”… Para variar han arrimado el ascua a su sardina y parece que en vez de pedir explicaciones hemos de darles las gracias… Gracias por devolverle a una madre lo que nunca debieron haberle quitado… Gracias por estar más preocupados en justificar sus actuaciones totalmente cuestionables que en el bienestar de una niña de 15 meses…

Este artículo de Eloísa de Una Maternidad Diferente explica a la perfección lo que much@s hemos pensado… asíq ue no me extiendo y os lo copio que ella lo ha escrito muy bien:

Hoy festejamos. Mañana…

Hoy Alma ha vuelto a nacer. Ha reencontrado a su madre, ha podido abrazarse a sus brazos y no soltarse de ella en horas, respirando su olor, fundiéndose en su piel, volviendo a conformar una sola entidad que nunca debió ser separada. Madre e hija. Alma y Habiba. Por fin juntas… Ha sido tan especial que casi me parece oír el pequeño susurro del suspiro acompasado que han sostenido miles de personas al mismo tiempo. Miles de almas cuyos pulmones eran capaces de respirar libremente cuando la losa de la increíble injusticia cometida con Alma y Habiba todavía estaba posada sobre sus pechos.

Alma y Habiba están juntas. Una llamada y no me lo podía creer. Cinco minutos más y la llama de la alegría pendía en mí. Diez minutos después euforia pura al pensar que lo habíamos conseguido, que en el fondo las instituciones, los poderes, no podían estar tan ciegos a la voluntad del pueblo…

Y veinte minutos para leer las declaraciones realizadas por los portavoces del IMMF y darme cuenta de que la buena noticia estaba ahí, pero no era tan buena como cabía esperar… No era un juez el que había hecho “entrar en cintura” a los engreídos técnicos y funcionarios del IMMF. No era una asunción de los errores, nadie entonaba un mea culpa ni asumía responsabilidades… Más bien al contrario:

“ha acreditado mediante un escrito presentado al IMMF que cuenta con una oferta de trabajo y dispone de un lugar de residencia en un piso para mujeres e hijos en situación de máxima vulnerabilidad lo que garantiza el bienestar de la menor”.

Esta es la razón por la que en el IMMF devuelven a Habiba a su hija. Porque tiene casa y trabajo, pero ¿No se supone que esa es la labor en la que la tenían que haber asistido y ayudado en el centro de acogida en lugar de preocuparse por si su hija lactaba o dormía con ella? ¿Es que la Fundación Raíces es más eficaz en estos menesteres que una institución privada financiada con dinero público?

Pero no queda ahí la cosa. Todavía ellos, los señores y señoras del IMMF, tienen que quedar bien y hacernos “comulgar con ruedas de molino” afirmando que

También han valorado que en estas tres semanas la actitud de la madre “ha evolucionado favorablemente en coordinación con los servicios sociales”.

¿Cuál ha sido su evolución? ¿La sumisión a la realidad de que, habiéndola separado de su hija, ya no podía hacer más daño? ¿La increíble red de apoyos y solidaridad que se ha tejido a su alrededor? Y, lo que es peor, ¿Cuál ha sido la labor de los servicios sociales en todo esto? ¿Habéis oído hablar en estas tres semanas de algún trabajador social a sueldo de la Comunidad de Madrid que haya ofrecido su apoyo y ayuda a Habiba?

De la misma manera, “y siempre velando por el interés de la menor”, la madre ha aceptado el apoyo y seguimiento de los servicios sociales de la Comunidad y del Ayuntamiento de Madrid así como iniciar una terapia psicológica tal y como se le ofreció en la residencia de madres e hijos de la Comunidad de Madrid en la que estuvo alojada dos meses y medio.

Claro que sí. Y digo yo ¿Qué madre a la que hayan quitado la tutela de su hija no iba a aceptar iniciar una terapia psicológica a cambio de recuperar a su criatura? Desde luego, Habiba habrá aceptado cualquier cosa con tal de volver a abrazar a su hija, incluso una “terapia psicológica” que ellos puedan usar como arma para esgrimir en su contra, para seguir sembrando dudas sobre su estabilidad psicológica, que ha estado certificada sobradamente durante todo este tiempo por más de un psicólogo. Solo espero que esta terapia no se centre en intentar erradicar conceptos como la lactancia y el colecho de su vocabulario de crianza y sí que vaya más encaminada a ofrecerle herramientas y apoyos para superar el tremendo trauma que han pasado madre e hija durante estas tres interminables semanas.

Hoy estoy alegre. Hoy es un gran día. Pero a la vez siento una rabia tremenda. Una rabia incontrolable contra las personas que cometen errores y no saben rectificar y pedir perdón, contra las personas e instituciones que se creen por encima del bien y del mal, por el sufrimiento gratuito que se imprime tan a la ligera a los seres más desvalidos.

Alma y Habiba. Disfrutad de esta noche. De todas las noches. Que todas las noches sean noches de boda, que todas las lunas, sean lunas de miel. Que todas las noches a partir de ahora rememoréis este grandioso reencuentro y que nunca olvidéis la tremenda alegría y satisfacción de este reencuentro.

Señores del IMMF y demás personajillos que todavía creen en la impunidad. ¡¡¡Temblad!!! Somos mujeres, somos fuertes, somos ciudadanas, somos madres. Hoy Habiba tiene miles de hermanas y Alma tiene miles de madres. Tenemos “maternidad” de sobra para abrazar a todos los niños desamparados que todavía hoy sueñan pesadillas a pesar de tener los ojos abiertos.

¡¡¡Temblad!!! Hoy festejamos. Mañana… Mañana seguiremos luchando

 

Otros atículos relacionados:

Un regalo especial en un día especial

He comentado muchas veces que muchas de mis grandes compañeras de viaje en el camino de mi maternidad son mujeres a las que conozco sólo por la red.  Aunque afortunadamente a algunas he tenido la oportunidad de conocer y abrazar en persona después.

Es increíble cómo uno puede llegar a conectar ( y nunca mejor dicho) a distancia… Pero el tú a tú sigue siendo especial cuando se juntan 2 ( o más) personas con ganas de comunicarse de verdad… No siempre sale bien, o no siempre a la primera… Cuando conoces a alguien sólo por una faceta de su vida, sólo por lo que cuenta y/o escribe, la información que recibes es parcial… y es normal rellenar los huecos con lo que nos imaginamos de ella… Yo he tenido esa impresión muchas veces… Como si fuera un personaje teniendo que cumplir las expectativas de los que me “conocen” a través de la red…

Si lo piensas en frío intimida un poco… porque son personas que se acercan a ti sabiendo todo lo que has expuesto sobre tu vida y tus sentimientos pero para ti ellos son muchas veces desconocidos…

Esa situación a veces crea decepciones o malentendidos… afortunadamente no siempre :-), pero igual que los noviazgos a distancia luego pasan una etapa dura en el reencuentro, al ver la realidad completa que el teclado, incluso la cámara no captaba, el reencuentro de personas que se conocen por estas vías no siempre es idílico.

Si a eso le sumas que la mayoría somos mujeres puérperas con nuestros propios retos, fantasmas y sombras… pues tenemos un cocktail digamos “interesante”…

Pero lo importante, para mí, no es si llegamos a esa situación… sino cómo la afrontamos… Nadie es perfecto, todos podemos tener días malos y días peores, todos decimos o hacemos cosas, sin intención casi siempre, que molestan a otros… Lo bueno es tener la madurez para hablar y mirarnos a la cara con franqueza y resolverlo…

Yo he de decir que muchas de mis hoy grandes amigas, en su día, cuando me conocieron no me soportaban ( eso ya dice mucho de mi caracter no???? je,je,je). Algunas no somos en primera instancia las reinas de la simpatía ;-) , otras simplemente por timidez no se abren en los primeros encuentros, otras están tan absortas en sus propios problemas que les cuesta dejar a un lado sus propias emociones para escuchar las de los demás… Sea como fuere, si nos damos la oportunidad, tenemos muchas posibilidades de crear una relación amigable en unos casos y muy estrecha en ocasiones… eso el tiempo lo dirá…

Y quizás en ese encuentro “cara a cara” descubrimos que en el fondo somos todas muy parecidas, que nos preocupan las mismas cosas aunque lo manifestemos de forma diferente y que en realidad las diferencias, lejos de ser obstáculos, son experiencias enriquecedoras cuando se comparten…

Y a veces… como ayer… ese reencuentro se sella con algo especial, muestra de que en realidad sí saben lo principal sobre ti…..

Dibujo realizado por Mar

Gracias Mar!!!

 

Las llamemos como las llamemos… ¡¡¡ellos las adoran!!!

Letra en inglés:

Apple Dumplings, Angel Cakes, Bongo Baps & Betty Boops
Cherry Pies, Charlies, Coconuts & Cantaloupes
Doobies, Dingoes, Dairies, Fleshy Flappers, Gags & Globes
Happy Hangers, Hemispheres & Heavy Hilly Homes

You make the milk, so don’t let it go to waste
Woman let your baby enjoy that yummy taste

Baby loves Mamma’s breast because her milk tastes the best and it beats all the rest
Baby loves Mamma’s milk, when its time to re-fuel
Dontcha know how it’s cool

Igloos, Jubblies, Juggernaughts, Jumbo Jugs & Jelly Jibs
Kettledrums, Kazoogas, Kumquats, Knockers & Kids
Lollies, Lemons, Lactoids, Love Cushions & Loaves
Mambo, Mammeries, Macaroons, Melons, Mounds & Mangos

You make the milk and can take it any place
Woman, let your body be your baby’s saving grace

Baby loves Mamma’s breast because her milk tastes the best and it beats all the rest
Baby loves Mamma’s milk, when it’s time to re-fuel
Dontcha know how it’s cool

Nunga Nungas, Nectarines, Noogies, Norks & Nancies Nibs
Oobies, Oompas, Oranges, Palookers, Pillows & Pips
Quarts of Love, Rib Balloons, Snobs, Scones & Sweater Swellers
Totos, Tangerines, Twinies, Taddies, Tits & Tooters

You make the milk and it’s ready all the time
Woman, make that tummy fat be on the downward climb

Baby loves Mamma’s breast because her milk tastes the best and it beats all the rest
Baby loves Mamma’s milk, when it’s time to re-fuel
Dontcha know how it’s cool

Tonsils, Teats, Twangers, Tweakers, Tortillas & Torpedoes
Upper Decks, Volcanoes, Wahwah & Winnebagos
Watermelons, Weather Balloons, some Wongas & Front Wings
Yabbos, Yams, Yard Dogs, some Yayas & Zeppelins

You make the milk, throw the thick stuff in the bin
Woman open up those breasts and let the health shine in

Baby loves Mamma’s breast because her milk tastes the best and it beats all the rest
Baby loves Mamma’s milk, when it’s time to re-fuel
Dontcha know how it’s cool. — Repeat x2

“Las causas de la dificultad para relajarse pueden ser muy variadas pero hay muy pocas de patológicas en un niño” – Rosa Jové para Bebés de Alta Demanda

Entrevista a Rosa Jové publicada en “Bebés de Alta Demanda”

La psicóloga catalana Rosa Jové es conocida por su labor de investigación en el campo del sueño infantil, sobre todo después de la publicación del libro Dormir sin Lágrimas, en donde desmiente algunas creencias erróneas sobre el sueño de los niños, dando a conocer las alteraciones más frecuentes y ofreciendo soluciones alternativas a los métodos de adiestramiento para dormir.

Los bebés y niños de altas necesidades suelen presentar más dificultades para conciliar el sueño, para mantenerse dormidos y para relajarse durante el día. Por esta razón Bebés Alta Demanda ha entrevistado a Jové, para ayudar y dar respuesta a las dudas sobre el sueño de sus hijos a los padres de bebés muy nerviosos y a los que les cuesta más dormir.

Bebés Alta Demanda: El sueño es un proceso evolutivo pero ¿por qué un bebé puede dormir sin que lo despierte ni una tormenta desde recién nacido y en cambio hay otros que se despiertan con el crujir del parqué?

Rosa Jové: Esta situación se produce tanto en niños pequeños como en adultos. Entre los factores que influyen se encuentra primero el temperamento de cada uno. Hay gente que tiene un oído más fino y que al mínimo ruido exterior que oye se despierta. Sin embargo, además del temperamento, en los niños también influye la fase del sueño en la que se encuentran. Todos pensamos que cuando dormimos simplemente dormimos y ya está pero durante la noche vamos pasando por diferentes fases, en total hay cinco. A una de las fases le corresponde un sueño muy ligero, por ejemplo cuando nos dormimos delante del televisor y alguien te avisa “eh, que te estás durmiendo” y contestas que no es cierto que estabas viendo el programa.  Por otra parte, también existe una fase de sueño muy profundo del cual es muy difícil que nos despierten. Sabiendo esto, si un bebé está en una fase de sueño ligero, el más leve ruido como el volar de una mosca le despertará, en cambio si se encuentra en una fase de sueño profundo no le despertarán ni los fuegos artificiales.

BBAD: ¿Por qué hay bebés y niños que tienen dificultades para relajarse durante el día y, en especial, antes de dormir?

R. J.: Los motivos son diversos. Uno de ellos es el nivel cognitivo de los niños. Se ha visto que los niños que tienen un nivel de cognición más alto, como los niños superdotados o con altas capacidades, captan más todo su entorno y durante el día están como más acelerados y les cuesta más relajarse. También los niños hipertónicos –los que tienen un sistema muscular muy fuerte- presentan más actividad y se relajan menos durante el día. Las causas de la dificultad para relajarse pueden ser muy variadas pero hay muy pocas de patológicas en un niño. Simplemente hay niños que son más movidos y otros, que se relajan con más facilidad y son más tranquilos, pero no hay ningún problema en ello.

BBAD: Mi hijo de 20 meses sigue despertándose por la noche entre cada 45 minutos y cada 2 horas. Además necesita de mí para volver a conciliar el sueño. En cambio, los demás niños de mi entorno duermen sin desvelarse durante 4 horas o más en la noche. ¿Son normales los multidespertares de mi hijo?

R. J.: El 54% de los niños de dos años todavía se despiertan por la noche. Entre 8 y 12 despertares en los niños de 20 meses pueden llegar a ser todos normales y no suponer ningún problema. También es cierto que ante un niño que se despierta, lo primero que hay que hacer es un buen diagnóstico y descartar alteraciones, como la apnea, que lo hicieran despertarse. Pero si el niño no presenta ninguna alteración puede ser todavía normal que se despierte tantas veces. Esto no quiere decir que no se pueda hacer nada para que se despierte menos. A base de relajarlo durante el día, por ejemplo, podría saltarse algún que otro despertar, pero nada más.

BBAD: Hay casos de bebés muy pequeños que no consiguen hacer siestas durante el día a pesar de intentar hacerlo acompañados de los padres. Algunos hacen microsiestas de 15-30 minutos. Esta situación les afecta pues suelen estar nerviosos y alterados la mayor parte del tiempo. ¿Peligra su salud? ¿Cómo podemos remediarlo?

R. J.: Esta situación que planteáis es parecida a la de la comida. Un niño al que se le deja comer cuando quiere no se morirá de hambre, lo mismo cuando a un niño se le permite dormir cuando quiere no se morirá de sueño. Los padres puede que sí pero los niños no.
Un niño que hace microsiestas puede estar perfectamente bien y sano si los padres, siempre que necesita una microsiesta, le dejan hacerla. El problema viene cuando el niño duerme en períodos cortos pero, como tienen que seguir algún ritmo (como el de la guardería, las compras… ), no pueden dormirlos y entonces van faltos de sueño. Si el niño puede hacer microsiestas, con ellas solucionas sus necesidades de sueño diurno y no representan ningún problema.

BBAD: Después de leer la tabla de horas de sueño estándar cada 24 horas (p. 82 de “Dormir sin lágrimas”) ¿Por qué unos bebés duermen muchas menos horas que otros? ¿Por qué no todos necesitan dormir lo mismo?

R. J.: No hay nadie que necesite dormir las mismas horas -nos pasa también a los adultos- igual que no necesitamos la misma cantidad de alimento unos que otros, ya que dependiendo del tipo de vida que llevemos necesitaremos comer una cosa u otra o más calorías o menos. Lo mismo pasa con el dormir, según el tipo de vida que llevemos, según nuestra personalidad y nuestro temperamento, necesitaremos más horas de sueño o menos. Si hacemos una media de las horas de sueño en los adultos suele salir entre 7-8 horas diarias. Evidentemente no hay adultos que necesiten dormir una y adultos que precisen dormir 20 horas al día. Pues en los niños pasa lo mismo, las tablas de sueño infantil reflejan una media, por esto entre un bebé y otro puede haber hasta tres o cuatro horas de diferencia, igual que pasa con los adultos. Hay a quien le basta con seis horas de sueño al día y a quien ocho le quedan muy cortas. Pero esto es algo inherente al ser humano. La cantidad de sueño que necesitamos es específica para cada uno.

BBAD: Si mi hijo gasta mucha energía durante el día porque es muy activo y dinámico, ¿por qué duerme tan pocas horas entonces? ¿no debería necesitar más horas de sueño?

R. J.: No. El cansancio físico lo único que hace es alargar la fase de sueño profundo, una fase que tiene lugar a principio de la noche, al cabo de una hora que el niño se ha acostado. El cansancio no influye en la duración del sueño que responde más a factores personales -intrínsecos de cada uno- que de necesidad. Hay personas que necesitan dormir más y otras que necesitan dormir menos. El cansancio físico lo único que provoca es una alteración del tipo de sueño pero por el cansancio no se va alargar nunca el sueño. Eso sí, puede que por cansancio físico (porque ha dormido menos o porque tiene retraso de sueño) un niño duerma un poco más en la noche, aunque esto a veces es contraproducente porque, a veces, lo que pasa es que duermen peor y están más irritables.

BBAD: Sé que mi hijo necesita dormir porque expresa sueño y cansancio pero está acelerado y malhumorado y no se puede calmar, además de negarse en redondo a dormir. Sé que le haría bien dormir un rato. ¿Le obligo a hacerlo?

R. J.: Cuando un niño ya está cansado y malhumorado es porque ya tenía sueño antes y ya está sobrepasado de sueño. La solución estaría en ponerlo a dormir antes, cuando tuviese poco sueño y cuando todavía estuviese descansado. En este sentido, los padres no deben intentar que sus hijos aguanten despiertos hasta la hora de dormir si están cansados puesto que puede que cuando el niño se acueste, ya esté sobrepasadísimo y entonces será tarea imposible dormirle. En el caso en que no sea posible, porque nos hemos despistado o por cualquier otra razón, entonces lo que hay que hacer es intentar relajar al niño. En lugar de ponerle a dormir, lograr que se calme antes, es decir, que él se de cuenta de que nuestra finalidad no es acostarle sino abrazarle, mecerle y tranquilizarle. Entonces, cuando está más tranquilo, le acostamos.

BBAD: ¿Un bebé o niño se despierta fatal de la siesta? ¿Por qué? ¿Qué pueden hacer sus cuidadores para evitar esta transición a la vigilia tan estresante?

R. J.: Esto es común en muchos niños como también lo es cuando se despiertan por la mañana llorando. En ocasiones, un mal despertar de la siesta se produce porque lo hacen en medio de un ciclo de sueño que todavía no ha terminado, por ejemplo cuando algo les ha despertado y todavía no era su hora o cuando no han dormido lo suficiente. Hay niños que suelen dormir dos horas de siesta y un día, por lo que sea, sólo pueden dormir una y se despiertan de malhumor. Lo único que hay que hacer es consolarlos y entender que no lo han pasado bien y darles a entender que no se repetirá.
Muchos adultos explican que si ellos duermen una hora de siesta se levantan de más malhumor que si duermen 20 minutos. Es la misma explicación que antes, los adultos hacemos ciclos de sueño de entre 60 y 90 minutos, si dormimos sólo 20 minutitos logramos descansar, en cambio si dormimos casi una hora, al no llegar a completar el ciclo y llegar a niveles más profundos de sueño –a pesar de haber dormido mucho-, nos despertamos de más malhumor.

BBAD: Por la noche cuando duerme, mi bebé es muy inquieto (se mueve mucho, da patadas, gira varias veces sobre sí mismo). ¿Logra descansar lo suficiente así? ¿Es este sueño reparador?

R. J.: Sí, el sueño es reparador aunque el niño se mueva. De hecho, hay alguna fase, como la del sueño profundo, en la que la mente está profundamente dormida pero el cuerpo se activa. Es normal que se muevan en la cama en estas fases. El hecho de moverse no implica que el sueño no sea reparador. Hay gente que se mueve más en la cama y otra que se mueve menos pero no tiene nada que ver con que se produzca o no un sueño reparador.

Bebés Alta Demanda
Más información: Dormir sin lágrimas de Rosa Jové; http://www.dormirsinlagrimas.com y http://www.dormirsinllorar.com/

Tres prestigiosos pediatras españoles respaldan la causa de Habiba

Confirman que sus “habilidades maternales” son las más adecuadas para cualquier bebé de 15 meses

El Instituto Madrileño del Menor y la Familia se queda sin argumentos
Madrid.- El Instituto Madrileño del Menor y la Familia asumió, el pasado 30 de mayo, la tutela de Alma, la hija de Habiba, una joven marroquí que hasta ese momento permanecía en un centro de acogida madrileño para madres con hijos.
La principal razón argumentada para separar a Habiba de su bebé de 15 meses fue su incapacidad para demostrar ciertas “habilidades maternales” que, según los técnicos encargados de realizar el informe, justificaban el internamiento de la menor en un centro de acogida y la absoluta separación de su madre (durante los primeros diez días solo se les permitió verse durante una hora).
Durante estos últimos quince días, han sido múltiples los expertos psicólogos que han documentado las sobradas capacidades de Habiba para cuidar de su bebé y, sin embargo, el IMMF no ha sido capaz de aportar el testimonio de ningún experto que avale su decisión, así como tampoco ha documentado el supuesto daño que habría supuesto para Alma la carencia de “habilidades maternales” de su madre.
Y es que, hasta el 30 de mayo de 2011, Alma era una niña alegre, jovial, apegada a su madre y que se desarrollaba con normalidad, sin ningún hito especialmente reseñable en su crecimiento y evolución.
Sin embargo, estos últimos 15 días han sido una tortura para la pequeña, separada de su madre e internada en un centro de acogida con un régimen de visitas propio de un preso que hubiera cometido el peor de los crímenes imaginables… En 15 días, Habiba y Alma han podido verse durante apenas tres horas.
Pruebas contundentes
Hoy, a la pila de pruebas que demuestran lo erróneo de esta decisión y los fallos de un sistema que permite tomar este tipo de decisiones tan drásticas con total arbitrariedad, se suma un nuevo testimonio. Y no es nada desdeñable, ya que lo firman Adolfo Gómez Papí, Adolfo Gómez Papí (Médico adjunto del Servicio de Pediatría del Hospital Universitario de Tarragona “Joan XXIII” y miembro del Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría), Josefa Aguayo Maldonado (Jefa de Sección de Neonatología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla y miembro del Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría) y M. Carmen Pallás Alonso (Jefe de Servicio de Neonatología del Hospital 12 de Octubre de Madrid y miembro del Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría).
Estos tres eminentes pediatras confirman lo que ya se sabía y es que la supuesta falta de “habilidades maternales” documentada por los técnicos del IMMF no es otra cosa que puro instinto maternal que refleja el buen hacer de las madres cuando no se las constriñe con prejuicios e ideas preestablecidas sobre la lactancia materna, la alimentación y el sueño del bebé:
  • Que la lactancia materna debe ser a demanda y exclusiva durante los primeros 6 meses y, complementada con otros alimentos, hasta los 2 años o más (según establecen la OMS, la Academia Americana de Pediatría y la Asociación Española de Pediatría, entre otros organismos).
  • Que el alimento más completo para un bebé de 18 meses sigue siendo la leche materna, según establecen la OMS y la UNICEF y el Comité de Expertos de la Unión Europea.
  • Que el objetivo de la alimentación complementaria es que el bebé se acostumbre a comer lo que sus padres comen.
  • Que no se ha demostrado que el hecho de que los niños duerman con los padres sea perjudicial para los bebés y, además, hay evidencias de que el colecho es beneficioso para la diada madre-bebé en muchos aspectos.
  • Que los bebés que mantienen una relación de apego seguro con su madre, serán más autónomos y más independientes, cuando llegue el momento de serlo.
Dado que el informe es sencillo, locuaz y muy ilustrativo, lo reproducimos a continuación.
Para más información:
Una iniciativa ciudadana para apoyar la causa de Habiba
Revisada la documentación de la retirada de custodia de Alma y centrándonos en el informe inicial sobre su madre, Habiba, concretamente en el apartado “con su hija”,
Que encabeza afirmando que “a Habiba le cuesta responder adecuadamente a las necesidades de Alma y no es consciente de lo inadecuado de determinadas conductas de riesgo y negligencia” y que en el párrafo siguiente dice “las pautas de alimentación, higiene y sueño (de Alma) no son adecuadas” y justifica las afirmaciones anteriores con los siguientes argumentos, que comentaré uno a uno:
Los horarios y el tipo de alimentación son caóticos” y “utiliza la lactancia materna como chupete y juguete, ofreciéndole el pecho en el momento en que la niña llora y dejando que ella lo coja cuando quiera, sin importarle el momento y el contexto en el que esto sucede (despachos, pasillos)”.
La OMS y la UNICEF, la Academia Americana de Pediatría, los expertos de la Unión Europea y el Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría recomiendan la lactancia materna a demanda y exclusiva durante los primeros 6 meses y, complementada con otros alimentos, hasta los 2 años o más. Porque la leche materna es el alimento más completo y el que más nutrientes, defensas y bacterias probióticas aporta durante esos primeros dos o más años. A demanda significa cuando la niña quiera y durante el rato que la niña desee. Pero, además, cuando una madre ofrece el pecho a su hija no sólo lo hace para alimentarla, sino para calmarla, para darle refugio, como alivio del dolor, como consuelo, etc. La actitud de Habiba respecto a su hija, sin ella saberlo, sigue las recomendaciones actuales respecto a su alimentación.
“Le ofrece los purés que preparan en la residencia, pero también otros alimentos sólidos inadecuados para su edad (de los que está comiendo ella). Durante los fines de semana, como tiene que encargarse ella de hacerle la papilla de frutas, la mayor parte de veces no se la da (le da el pecho)”
Las recomendaciones de la OMS y la UNICEF y del Comité de Expertos de la Unión Europea respecto a la alimentación complementaria dejan muy claro, insisto, que el alimento más completo para una niña de 18 meses, como Alma, es la leche materna. Si un bebé rechaza la fruta y toma el pecho en su lugar, recibe muchas más calorías, minerales, defensas y vitaminas. El objetivo de la alimentación complementaria es que el bebé se acostumbre a comer lo que sus padres comen. Por eso muchos padres, a partir del primer año, sientan a sus hijos/as a la mesa ofreciéndoles una oportunidad magnífica para que se familiaricen con la comida del adulto. De nuevo la actitud de Habiba es perfectamente adecuada y sigue las recomendaciones actuales.
 “Se intentó que regularizara la lactancia y limitara los momentos de alimentación, como no parecía posible se planteó la posibilidad de que dejara de darle el pecho…”. “…continuó dándole el pecho. Se le dieron chupetes, pero tampoco los utilizó”
Hasta hora el informe se limitaba a describir, bajo un prisma totalmente equivocado e ignorando de las recomendaciones internacionales, la lactancia materna de Habiba y Alma. A partir de aquí, se deciden a intervenir. Nada de dar el pecho a demanda y si Alma quiere consolarse, que lo haga con el chupete. Es el primer error grave y, desgraciadamente, no el único. Por suerte, Habiba siguió su instinto, siguió amamantando a Alma y continuó haciendo lo mejor.
“No tiene unas pautas de sueño adecuadas. Desde el primer momento no quiso que la niña durmiera en la cuna y la acuesta con ella en la cama. Utiliza la cuna para dejar cosas y juguetes y en contadas ocasiones para dejar a la niña…”
En la actualidad, la mitad de los niños del mundo duerme cada noche con sus padres. No solo no se ha demostrado que pueda ser perjudicial para los bebés, sino que se ha visto que el sueño de la madre y de su hijo se sincroniza cuando duermen juntos, lo que le permite reaccionar rápidamente ante cualquier eventualidad o ante cualquier necesidad de su hijo/a. El niño se siente mucho más seguro y protegido en contacto con el cuerpo de su madre y puede acceder al pecho con facilidad sin que la madre apenas se despierte. Está descrito que el colecho (dormir en la misma cama que sus padres) favorece la lactancia materna a demanda. Los niños que duermen cada noche con sus padres lo hacen hasta que están preparados para dormir solos, cosa que ocurre a partir de los dos años.
“Habiba se muestra muy cariñosa con Alma, utiliza el contacto físico y la expresión verbal como vías de comunicación. La niña busca constantemente la referencia visual de su madre y se ha observado un cierto miedo ansioso a la separación”.
A pesar de que en este párrafo del informe se alaba la actitud cariñosa de Habiba, acaban insinuando que tiene consecuencias negativas. Otro gran error ocasionado por la ignorancia. Ya hace mucho que J. Bowlby describió los distintos tipos de relación de apego entre los bebés y sus cuidadores. Los bebés que han tenido la suerte de estar al cuidado de una madre solícita, dispuesta a calmar su hambre, su sed, su inquietud, sus temores con prontitud, aprenden a regularse a través de las respuestas de su madre y desarrollan lo que se llama una relación de apego seguro con ella.
Los adultos que han disfrutado de una relación de apego seguro con su madre son más cálidos en el trato, porque su madre ha sido cálida con ellos; más estables emocionalmente, porque su madre les ha conferido estabilidad emocional; tienen relaciones íntimas más satisfactorias, porque la relación íntima más importante, la primera, la que han tenido con su madre, ha sido muy satisfactoria; son más positivas; más integradas; tienen perspectivas más coherentes de sí mismas; y, en contra de lo que comúnmente se cree, son más independientes. Los bebés que tienen una relación de apego seguro con su madre organizan su comportamiento alrededor de ella y, cuando su madre falta, manifiestan miedo (mientras están en la etapa de dependencia de su madre). Más adelante, serán más autónomos y, finalmente, más independientes.

Lo que Alma manifiesta en ausencia de su madre nos está confirmando que está desarrollando una relación de apego seguro con Habiba y es consecuencia de su trato tan amoroso y cercano, de llevarla en brazos continuamente, de dormir con ella y de amamantarla a demanda.

CONCLUIMOS QUE:
  • Los argumentos esgrimidos en el informe al que hemos tenido acceso no solo no justifican que la relación maternal de Habiba con su hija pueda ser perjudicial para Alma, sino que demuestran que Alma estaba perfectamente alimentada, cuidada y querida.
  • La decisión de separar a Alma de Habiba es dañina para ambas. Para Alma, porque se le somete a un estrés excesivo, el estrés de la separación, para la que todavía no está preparada, y se le priva del mejor alimento y de los mejores cuidados que puede recibir, cortando bruscamente una relación de apego seguro con su madre.
  • El estrés tiene consecuencias físicas (mayor riesgo de infecciones, pérdida de peso) y psicológicas. 
  • Cuanto más dure la separación, mayor será el daño infringido a Alma.
  • Se debería revocar dicha decisión cuanto antes para minimizar los daños causados. Rectificar es de sabios.
Tarragona, a 13 de junio de 2011
Adolfo Gómez Papí
Médico adjunto. Servicio de Pediatría
Hospital Universitario de Tarragona “Joan XXIII”
Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría
Sevilla, a 13 de junio de 2011
Josefa Aguayo Maldonado
Jefa de Sección de Neonatología
Hospital Virgen del Rocío. Sevilla
Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría
Madrid, a 13 de junio de 2011
M Carmen Pallás Alonso
Jefe de Servicio de Neonatología
Hospital 12 de Octubre. Madrid
Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría

“La paz en el mundo empieza en el vientre de la madre” por Evânia Reichert, psicoterapeuta familiar

Hace unas semans que este artículo publicado en La Vanguardia.com  se difundió ampliamente en la blogosfera y redes sociales relacionadas con la Maternidad… hoy pensando en el caso de Habiba y Alma resuenan en mí estas palabras:

Seremos cada día más conscientes de la importancia de las primeras edades de la vida… o estaremos jugándonos el futuro de la humanidad. Nunca antes supimos tanto sobre la infancia: ¡si lo aplicamos, daremos lugar a la única gran revolución de verdad!

Os copio la entrevista entera:

¿Qué es un niño?

Una persona con todas las posibilidades por desplegar, que podrá ser todo lo que quiera.

 

Fabuloso.

Si los adultos no lo impiden.

 

¿Boicoteamos a los hijos?

Los machacamos, les inyectamos complejos de inferioridad, les traspasamos neuras, les cortamos alas, segamos sus talentos, les impedimos desplegar todas sus posibilidades.

 

Quizá educar sea eso…

¡Discrepo! Educar es guiar, es formar sin castrar las potencias del niño.

 

¿Dejándole a su aire?

No. Contención, que no represión. Hay que fomentar en el niño su autorregulación: que aprenda a regular sus acciones en cada fase.

 

Poniendo límites, ¿no?

Las paredes del vientre materno son un cálido límite para el embrión. Los brazos paternos que le mecen son para el bebé un amoroso límite… Por tanto, hay contenciones, ¡pero con afecto y calidez y ánimo formativo!

 

¿Maltratamos a nuestros hijos?

¿Quién no ha abroncado a su hijo sólo porque en ese momento se sentía irritado, malhumorado? Nos vengamos en ellos de nuestros malos rollos, los humillamos, ¡y hasta llegamos a insultarlos!

 

Mujer…

Sí, sí: ¡los adultos somos muy cobardes! Lo que no osaríamos decirle o hacerle a un adulto en la calle o en el trabajo, ¡se lo decimos o hacemos a nuestros niños!

 

¿Tanto?

Los hogares albergan las mayores violencias consentidas.

 

¿Con qué consecuencias?

Fraguamos niños más inseguros, que no se valorarán, que tenderán a maltratarse o maltratar, a ser agresivos…

 

¿Cómo evitar eso?

Con conciencia: ayudarlos a autorregularse, evitando fustigarlos con nuestros brotes de rabia y fragilidades. Todo lo que hagamos o digamos debe tener propósito educativo. Pero claro, como es más fácil conducir a un niño reprimido que a un niño sano y libre… ¡tendemos a modelar a niños reprimidos!

 

¿Y cómo modelar a un niño sano?

Con la vacuna que la neurociencia nos confirma: cariño, afecto, amor.

 

¿Qué dice la neurociencia al respecto?

Que el afecto estimula la sinapsis, las interconexiones entre neuronas.

 

¿Sí?

¡Sí! De 0 a 1 año se establece en el cerebro humano el mayor número de interconexiones neuronales de toda su vida. Y se ha constatado que el amor de los padres y cuidadores, el cariño, el afecto expresado en caricias, besos, cosquillas, abrazos, pedorretas, achuchones… ¡fomenta las sinapsis, multiplica las redes neuronales!

 

O sea, que ese cerebro será más rico.

Tendrá mejores cimientos sobre los que levantar ulteriores capacidades. Haber sido mecido, acunado, besado, acariciado, amado, respetado… ¡te hará más inteligente! A más amor recibido, más inteligencia futura.

 

¿Qué se entiende por respeto al niño?

Tratarlo según lo que pueda esperarse de él en cada franja de edad.

 

Ponga un ejemplo.

De los 1,5 a los tres años, el neocórtex infantil es incapaz de procesar más de dos o tres prohibiciones. Si dirigimos 30 ¡noes! al niño… nos parecerá que nos desobedece 27 veces. ¡Y no es eso!

 

¿Y qué es?

Que no es capaz de grabar las órdenes. Y que decirnos ellos no es un primer paso de su autonomía personal, de perfilar su identidad: es, pues, algo saludable.

 

¿Y cuándo estará el niño en condiciones de entender los “noes”?

A partir de los 3,5 o cuatro años graban bien cualquier orden. Entonces sí hay que estar vigilante para evitar filiarcados.

 

¿Qué es eso?

Hay patriarcado (hegemonía del padre), matriarcado (de la madre) y filiarcado (del hijo): ¡busquemos mejor la heterarquía, es decir, que cada cual tenga un lugar!

 

¿A qué edad aparece en el niño la conciencia de género?

De los tres a los seis años se desarrolla la pulsión sexual a la par que la epistemofílica.

 

¿Qué pulsión es esa?

Curiosidad de saber, de conocer, de explorar: si reprimes la pulsión sexual de un niño, ¡reprimes su impulso de saber!

 

¿Qué hicieron mal sus papás?

Vivíamos en el campo y, por ignorancia, me pusieron a trabajar de muy niña, cargaron sobre mí altas responsabilidades familiares… Eso me ha hecho emprendedora, pero también sentirme imprescindible para el bienestar de los demás, cosa muy dañina…

 

El Gobierno español propone escolarizar a los niños desde su nacimiento…

Eso puede comprometer esa primera fase de formación de la persona, en la que el principal alimento es el afecto. ¡Alerta: la OMSanticipa que en 20 años la primera dolencia de la humanidad será la depresión!

 

Dígame que es optimista y que pronto mejorará la educación de los niños.

Seremos cada día más conscientes de la importancia de las primeras edades de la vida… o estaremos jugándonos el futuro de la humanidad. Nunca antes supimos tanto sobre la infancia: ¡si lo aplicamos, daremos lugar a la única gran revolución de verdad!

 

¿Sí?

Sí, la paz sobre la Tierra empieza en el vientre de la madre.

Tengo 56 años. Nací y vivo en Porto Alegre. Vivo en pareja y tengo tres hijos de 34, 32 y 31 años.Soy de izquierdas y ecologista. No tengo creencias religiosas. A más besos y abrazos que demos a nuestros hijos. . . ¡más inteligentes serán! Educar bien es la verdadera revolución.

La edad sagrada

Nacido su primer hijo, las cuidadoras se lo retiraron durante dos días. Con su segundo hijo se repitió la operación, pero esta vez se plantó como leona para reclamarlo. Hoy se sabe que el contacto madre-hijo desde el nacimiento es básico para la buena crianza del niño, y ella es una gran experta en educación infantil, cuyos saberes vierte enInfancia, la edad sagrada (La Llave), libro que sintió que era urgente escribir… al saber del suicidio del hijo de una amiga, un niño de diez años de buena familia. Mejorar el trato con la infancia mejorará el mundo más que ninguna otra política, afirma Evânia, que charla este viernes en Barcelona en la Fundación Claudio Naranjo (fundacionclaudionaranjo. com).

Para Elena y L.

Ayer me acosté pensando en una buena amiga y en que ya estaba a punto de parir a su segundo hijo… y al levantarme me entero que L. ya está aquí…

Este vídeo se lo prepararon unas amigas a otra cuando nació su hijo Bruno… y me tomo la libertad de copiar a mi otra comadre V. para dedicárselo también a Elena…
Cada amiga que pare me transmite fuerza para mi póximo parto…

Ojalá todas las mujeres que esperan un hijo hayan oído y leído tantas historias de partos como yo en este punto… Sin duda ese cúmulo de historias nos hace más fuertes y confiadas en nuestra capacidad de parir… Algo que siempre hicieron las muejres a través de la historia y que nuestra sociedad perdió… Recuperémoslo… contemos a otras qué es parir… para que paran de verdad

Entrevista a Mónica Álvarez en “Bebés y Más”

En el día mundial de los Derechos de Nacimiento… os copio esta entrevista que Mireia Long ha realizado en “Bebés y Más” a mi amiga virtual Mónica Álvarez…… dedicado a todos los bebés que no llegaron a nacer

“El entorno niega el dolor del aborto”. Entrevista a la psicóloga Mónica Álvarez (I)

mujer llorando Hoy, queriendo ampliar el tema ya tratado de las necesidades psicológicas de una mujer que sufre un aborto, vamos a entrevistar a Mónica Alvarez, psicóloga especializada en Terapia de Pareja y Familia. Es, además, junto a M. Àngels Claramunt, creadora del foro Superando un aborto, donde comenzó pretendiendo dar apoyo y escucha a las madres y sus familias, pero que llegaría también a compartir personalmente cuando perdió un embarazo muy deseado.

Actualmente es madre de dos niñas y profesionalmente atiende consultas online tratando de conciliar su profesión con la crianza de sus hijas y podemos leerla en dos páginas fundamentales para entender las implicaciones emocionales del aborto, Duelo gestacional y perinatal y Psicoterapia perinatal.

En nuestra entrevista a la psicóloga Mónica Álvarez vamos a profundizar en los aspectos psicológicos del aborto y sobre el momento de pedir ayuda a un especialista, tema del que hablamos con la psicóloga Paz Ferrer y que ahora completamos con una segunda opinión para dar a nuestros lectores una visión lo más completa posible.

¿Qué impacto tiene el aborto en la mujer?

Para una madre perder un hijo mientras lo está gestando puede ser una experiencia devastadora que ponga su casa mental-emocional-social… patas arriba. Como todas las crisis vitales, es un momento en la vida para cuestionar muchas cosas que se creían inamovibles, es un oportunidad de crecimiento emocional y espiritual que deja una huella indeleble en la persona, tanto si se aprovecha, como si no.

En nuestra sociedad se nos educa para la vida, no pensamos que la otra cara de la moneda de la vida es la muerte y que no es algo que siempre toca a los demás. Cuando una mujer se queda embarazada lo último que piensa es que lo va a perder, en la mayoría de los casos. Aunque tenga casos cerca y los tenga en cuenta, el descubrir que le está pasando a ella puede ser un shock inmenso incluso en los primeros estadíos del embarazo. Esto se agrava porque además hay poco espacio para llorar, despedirse, honrar a un bebé que sólo tuvo vida dentro del útero.

¿Es igual la vivencia para todas las mujeres?

Cada mujer es un mundo y cada una lo puede vivir de manera diferente. Hay otras variables que influyen también en la manera de procesarlo (si se han vivido o no duelos previos, cómo ha sido su historia vincular con la propia madre, el apoyo que reciba sobre todo de su pareja…), pero de cualquier manera, lo que solemos decir a las mamás que entran en el foro Superando un aborto en busca de información, apoyo, consuelo es que, casi cualquier cosa que se le pase a una por la cabeza, que no se preocupe, que seguro que es normal para esa persona.

¿Depende la reacción emocional del tiempo del embarazo?

No. No se puede comparar el dolor. Al foro vienen mujeres que han perdido a sus bebés en cualquier mes de la gestación y todas traen su dolor, su angustia, su pena a cuestas. No se puede comparar el dolor de quien perdió un bebé en el 7º mes con quien lo perdió en la semana 7ª de gestación. Nadie tiene el derecho de atribuirse el título de “mi dolor es más fuerte” porque no tenemos ningún aparato que lo pueda medir.

El dolor es muy subjetivo y hasta el bebé que se fue pesando unos pocos gramos se lleva consigo toneladas de ilusiones rotas.

¿Es diferente el duelo en una perdida perinatal?

El duelo como concepto, las fases psicoemocionales que se atraviesan son las mismas para todas las personas en todo tipo de pérdidas. Desde perder un ser querido, un trabajo, una mascota, un brazo que te han amputado, el reloj que te regalaron en la comunión… todos son pérdidas y conllevarán su propio duelo, más o menos intenso según la característica de la pérdida. Aunque el duelo como tal es universal luego cada uno lo hace propio, a su manera.

En nuestra sociedad se cree que el primer trimestre es el “peligroso”, es el la etapa de la gestación en la que más pérdidas se producen. Una vez pasado éste muchas mujeres se olvidan de que la vida y la muerte muchas veces van de la mano y que aunque estadísticamente el número de pérdidas que se producen en el segundo y tercer trimestre es menor, también ocurre. Será en un porcentaje muy pequeño, pero al que le toca, le toca el 100%. El shock, la sorpresa, son mayores.

La mayoría de las mujeres que se quedan embarazadas no piensan en que lo podrían perder, siempre es una sorpresa. Pero haber sentido al bebé en el vientre, haber pasado los nueve meses de embarazo, y perderlo, hace que el bebé sea más real. Como en esas pesadillas en las que ya estabas casi a punto de conseguir tu deseo y se escapa cuando lo tienes justo al alcance de la mano.

¿Deberían ofrecer ayuda psicológica a todas las mujeres que pierden un embarazo?

Sería muy interesante ofrecérsela sí, aunque en nuestra sociedad no hay cultura de tratarse a nivel emocional, ni en estos casos ni en ningún otro.

¿Se hace bien la atención emocional al aborto en general en los hospitales?

En los hospitales se ocupan de la parte física de la pérdida. Luego hay que tener suerte y topar con personal con un mínimo de sensibilidad.

Para las pérdidas a partir de la semana 28 comienza a haber protocolos en algún hospital para acompañar a los padres de manera más humana. Pero en general el trato por parte de los profesionales de la medicina es bastante aséptico y en muchos casos con una falta total de tacto.

Es verdad que, por ejemplo, el oficio de una enfermera es curar la herida física, pero también hay un trato emocional que hay que ayudar a sanar, o al menos no interferir ni hacer que se dañe más aún. El problema es que para tratar con un ser doliente hay que estar familiarizado con el propio dolor, con la propia historia de duelos y esto es algo que se evita siquiera aceptar que existe.

Hay muy poca formación en general en inteligencia emocional en los trabajadores de hospital, al menos en el área de obstetricia y ginecología.

¿Están preparadas las mujeres para esto?

Nunca se está preparado para una pérdida. Sabemos que la muerte existe, pero siempre es algo que “les pasa a otros”. Aunque ya hayamos pasado por ello y estemos sobre aviso, una nunca está preparada para perder un hijo.

Ni las mujeres están preparadas, ni, como he dicho, en muchos casos, los profesionales que las tratan en el hospital. En Superando un aborto muchas mujeres vienen con una carga traumática considerable a consecuencia del trato recibido en el hospital.

¿Sería necesario preparar a las gestantes para esta posibilidad o no hay preparación posible?

El problema es que esta sociedad nuestra hace una negación total sobre la muerte y en concreto en este sobre la pérdida de un bebé en el seno. Habría que darle la vuelta a toda la manera que se tiene de vivir y tratarlo, algo que al fin y al cabo es tan normal como la vida misma. Las personas aprendemos por imitación, la mujeres aprendemos a callar y a ocultar si eso es lo que les hemos visto hacer a nuestras madres, tías, abuelas, vecinas…

Lo ideal sería introducirlo en las clases de preparación al parto, pero desconozco qué tipo de acogida tendría. Además las clases se suelen hacer en el tercer trimestre, con lo que las pérdidas anteriores no se tratarían. A lo mejor la matrona en la primera visita del embarazo podría hablar de ello, como una posibilidad más, informar qué hacer en caso de, para que no pille sin información de ningún tipo.

De todas formas, sigo pensando que el entendimiento del aborto es un problema de esta sociedad. En el momento en que se pueda hablar con normalidad de la pérdida fisiológica como otra fase del desarrollo psicosexual de la mujer y recuperemos el derecho a parir a nuestros hijos estén vivos o muertos…; cuando esté normalizado el perder un bebé y poder llorarle, cogerse una baja, estar K.O. porque eso es lo que nos pide el cuerpo sin que se nos pongan trabas ni exigencias de estar bien o de volver “a la vida normal”. Entonces sabremos que la pérdida es un golpe muy duro, pero que la vida sigue. Ahora para muchas mujeres el aborto es un gran pozo negro del que no saben ni si llegarán a salir.

¿Cuándo es indispensable la atención psicológica?

El duelo comprende una serie de etapas, según Elisabeth Kübler Ross hablaríamos de shock, negación, negociación, tristeza, ira, aceptación.

Cada persona las vive de una manera diferente. A veces se solapan etapas o se cambia el orden, lo que es seguro es que se va transitando de una a otra. Al cabo de un año se puede haber hecho todo el camino, aunque hay personas que necesiten más tiempo. Si hay una fijación en alguna de las etapas que bloquea el avanzar ahí habría que ver qué es lo que está sucediendo y cómo “desatascarlo”.

Nuestra sociedad está fijada en la negación de la muerte en el vientre materno, con lo que muchas personas se quedarán fijadas ahí también al no tener modelos de referencia en los que apoyarse para avanzar. No lo veo, luego no existe, aquí no ha pasado nada.

En otros duelos el doliente tiene la oportunidad de llorar, cogerse una baja si lo necesita… Tiene derecho a deprimirse durante un tiempo. Aquí no. Muchas mujeres a las que les han detectado una malformación se van a hacerse un IVE y al día siguiente a trabajar. Y aquí no ha pasado nada.

¿En qué síntomas nos podemos fijar para detectar la necesidad de ayuda psicológica?

Un síntoma claro es la negación, que alguien te diga que no lo necesita y tú la ves que está hecha polvo, triste, tal vez descuidada, con síntomas físicos (diferentes enfermedades que pueden manifestar a nivel físico el desequilibrio energético interior), que deja de salir, de relacionarse, que adelgaza o engorda muchos kilos en poco tiempo.Todos estos síntomas pueden darse en una persona o darse uno sólo.

Hay que ser conscientes del nivel de bienestar que se ha perdido desde la pérdida, el tiempo transcurrido (tres meses después sería normal, dos años después, no), los apoyos que se tienen.

A veces se necesita terapia no ya por el tema del duelo, sino para neutralizar la influencia nefasta que pueden ejercer amigos y familiares mal informados y no digamos los servicios médicos.

Monica Alvarez¿Cómo convencer a una mujer que niega necesitar ayuda?


No se puede convencer a nadie que no quiera hacer terapia a hacerla. La terapia ha de ser voluntaria. Lo importante es que la mujer sepa que puede acceder a este recurso y que lo haga cuando sienta que lo necesita.

Hay otro problema y es que la mayoría de las personas cada vez tienen más conocimientos de psicología, y eso es bueno, significa que hay interés, que la información corre libre. Pero hay un problema, que se pretenda ayudar a quien lo que necesita es un profesional. O que la persona necesitada de terapia se autoconvenza que lo suyo se arregla hablando con las amigas. Hay cosas que se pueden solucionar, sí, pero hay problemáticas, como los traumas, que precisan ayuda profesional, pues puede hacerse más daño que otra cosa si se intenta hurgar sin tener los conocimientos adecuados.

¿Qué hace mal el entorno en estos casos?

Como decía anteriormente, el entorno mayoritariamente lo que hace es negar el dolor del aborto. Hay casos en los que la familia reacciona estupendamente y apoya y ayuda a los padres, pero lo normal suele ser lo contrario.

La pérdida se ha vivido siempre como un tabú, con lo que la pareja que lo sufre se suele ver sola a la hora de elaborar su duelo. Las típicas frases que se dicen cuando no se sabe qué decir de “mujer legrada mujer embarazada”, “tienes más hijos”, “ahora tienes que ser fuerte por tus otros hijos”, “total eres ya mayor”, “total, con la guerra que dan los niños”, etc. hacen más daño que otra cosa. Si no sabes qué decir, es mejor permanecer callado, de verdad que se agradece no tener que escuchar tonterías.

¿Es normal necesitar ayuda? ¿Nos hace eso más débiles?

Al contrario, pedir ayuda nos hace más fuertes. O somos más fuertes cuando pedimos ayuda. Otro tabú y otro mito: está mal visto ser vulnerable. Nos han vendido la película de la Superwoman y nos lo hemos creído tanto que ya no sabemos quitarnos la capa.


¿Cuáles son las fases normales de un proceso de duelo?

Hay varias maneras de “contar” las fases según la escuela psicológica o el autor que lo haga. A mí me gusta la que enunció Elisabeth Kübler Ross: Shock, negación, negociación, ira, tristeza, aceptación.

¿El tiempo para superar un aborto es variable?

Se suele dar un año para transitar todas las fases del duelo, aunque puede haber personas que les cueste algo más o algo menos. Suponen toda una escuela de crecimiento, es como la imagen de la serpiente que cambia de piel. El duelo también nos cambia y nos convierte en personas distintas, más fuertes, más seguras. Y para eso hace falta tiempo, cada uno sabrá cuánto necesita.

Con esto terminamos la primera parte de esta profunda y enriquecedora entrevista a la psicóloga Mónica Álvarez, especialista en duelo gestacional y perinatal, que nos ha enseñado mucho sobre las emociones del aborto y la manera de vivir este duelo indispensable. Habrá una segunda entrega en la que seguiremos descubriendo más cosas sobre lo que una psicóloga y terapeuta especialista en duelo puede enseñarnos.

En Bebés y más | Abortos naturales: aspectos psicológicos, Abortos naturales: causas y tipos de aborto, La depresión por la pérdida de un embarazo puede durar varios años, Pérdidas de sangre en el primer trimestre de embarazo, Abortos naturales: causas y tipos de aborto, Abortos naturales: ¿se pueden prevenir?

La blogosfera reacciona ante el caso Habiba (recopilación de artículos en blogs)

Como os contaba ayer en el artículo: “Un país moderno… ¿ o no tanto?    muchos blogs y medios se han hecho eco de la noticia del caso de Hbiba.

HOy se ha publicado en el grupo de Facebook “Que el IMMF permita que aHaiba amamante a su niña YA”  una recopilación de las reacciones de la blogosfera maternal, que os reproduzco…

Os recuerdo que en  el artículo citado al principio tenéis un modelo de carta y las direcciones de correo electrónico a donde podéis mandarlas.

Un país moderno…. ¿ o no tanto?

Tras un par de días desconectada de la red esta mañana me encuentro con una noticia que por supuesto ha revolucionado las redes sociales y blogs que frecuento. Os copio:

“Habiba es una joven madre de una niña de quince meses, a la que sigue amamantando. De origen marroquí y con unas circunstancias socioeconómicas adversas, hace cuatro meses aceptó vivir en una residencia para madres jóvenes de la Comunidad de Madrid, junto con su hija, con la esperanza de que así sería todo más sencillo.

Hace cuatro días y medio el Instituto Madrileño del Menor y la Familia (IMMF) decidió separar a la niña de la madre por no cumplir con los objetivos de una programa de psicoterapia y “habilidades maternales” que implica abandonar la lactancia materna a demanda y prolongada por considerarla “caótica” y “perjudicial para los niños y niñas”. Con estas consideraciones, todas carentes de base científica y legal, se obliga a las madres lactantes a tomar una medicación para que se le vaya retirando la leche.”

Me consta que es una noticia real porque una doctora en psiquiatría a la que conozco y respeto ha publicado esto en el grupo  de Facebook creado para apoyar esta causa:

“Conocí a esta madre el miércoles, a petición de la Fundación Raíces. Llevaba dos días sin ver a su niña y tenía los pechos congestionados. Emití un informe que se llevó al Juzgado de Guardia. El viernes le volví a atender. Ante la inmovilidad de los sucesivos juzgados de guardia para resolver la situación y la gravedad del caso decidimos hacerlo público ayer.Por razones de seguridad de la madre no podemos revelar su identidad, pero el Defensor del Pueblo tiene todos los datos.
Doy fé de la veracidad de la información. He hablado con una persona del IMMF encargada del caso que me ha confirmado que se le ha retirado la custodia por cosas como “dar el pecho de forma caótica” y “negarse a suprimir la lactancia” y que también me ha asegurado que a los menores tutelados no se les puede amamantar en ningún caso. Cuando he expresado a esta persona la contradicción enorme que supone esa medida con el consejo que damos los profesionales sanitarios que animamos a las madres a alimentar ademanda y durante dos años como minimo se me ha respondido que “si permitieramos a los niños en los centros que sus madres vinieran a darles el pecho se volverían locos”.
Habiba se sacó medio litro de leche en mi presencia la madrugada del viernes, y yo ayer hice lo único que pensé que podía hacer: ir por la mañana a llevar la leche al centro donde está su niña. En este centro nunca han recibido leche de madre, y si la aceptaron fue por mi insistencia de que no podíamos tirar algo tan precioso. No pude ver a la niña, pero insistí igual que hicé en mi informe, en que como psiquiatria infantil que soy sé que separar bruscamente a una niña de quince meses de su madre y llevarla a un centro donde no conoce a nadie, es hacerle un daño enorme. Expresé mi preocupación por la niña.
A Habiba de momento solo le van a permitir ver a su hija el proximo día 9, no sabemos durante cuanto tiempo. Es habitual que cuando a un niño pequeño se le interna en un centro del IMMF a sus padres solo se les permita visitarlo una hora a la semana, lo sé por otros casos que he atendido.
Estamos coordinando el apoyo a esta madre y sobre todo la asistencia jurídica, que esperamos dé fruto en las próximas 48 horas.
Habiba es una madre estupenda, os lo puedo asegurar.
Gracias por todo el apoyo recibido.” Ibone Olza

En el día de ayer numerosos blogs publicaron textos de protesta, inlcuso cartas para mandar al IMMF y otros estamentos como el Defensor del Menor. Al final del artículo teneís  una lista de lo que he encontrado a fecha de hoy.

Personalmente, una vez pasado el sentimiento inicial de “no me lo puedo creer”, lo que me indica todo esto es que hay una falta total de respeto en lo que se refiere a la crianza de los hijos, una ignorancia supina que raya lo absurdo en lo que tiene que ver con el conocimiento de lo que implica la relación madre-hijo, unos prejuicios enfermizos en contra de la lactancia materna que por desorbitados son prueba evidente de lo traumatizada que está gran parte de esta sociedad… lamentablemente muchos de esos “traumatizados” son los que pueden regir nuestros destinos.

Cuando se afirma que la lactancia es “caótica”... me gustaría preguntarle a quien ha redactado ese informe que me aclarara ese concepto. Porque según la RAE, caótico  significa “relativo al caos”, cuya definición es esta:

caos.

(Del lat. chaos, y este del gr. χάος, abertura).

1. m. Estado amorfo e indefinido que se supone anterior a la ordenación del cosmos.

2. m. Confusión, desorden.

3. m. Fís. y Mat. Comportamiento aparentemente errático e impredecible de algunos sistemas dinámicos, aunque su formulación matemática sea en principio determinista.

Me imagino que apelarían a la segunda acepcion… aunque con la lógica que ha demostrado el IMMF quién sabe…

Pues no se me ocurre ningún modo en que la lactancia de esta niña de 15 meses sea caótica, es decir confusa o desordenada… habrá que preguntar al iluminado-a que lo calificó así… Igual ven desorden en que un bebé de 15 meses coma cuando necesite y no a ritmo de silbato como en el ejército, o desordenado en el sentido de que si todo el mundo siguiera esos pasos (¡Dios nos libre!) llegaríamos al desorden mundial… Porque qué iba a ser de una industria boyante que crece y crece a costa de convencer a madres, padres, abuelas, médicos, enfermeras, políticos, burócratas, educadores, psicólogos y demás que su producto para alimetnar a nuestros hijos es lo mejor??? Mucho mejor que el alimento vivo, sano, ecológico que producimos las madres? ¿qué pasaría con el sistema económico mundial si de repente todas las madres fuéramos como Habiba y nos bastara nuestro cuerpo para nutrir física y emocionalmente a nuestros hijos?? Eso sí sería una crisis económica mundial… y claro, tras la que tenemos no podemos permitirnos otra no?? Así que mejor vamos a ordenar lo caótico y retirar los hijos a sus madres, buenas madres, para que las críe el estado… Eso sí… alimentándolas con leche, porque un bebé de 15 meses sigue necesitando la leche como parte de su dieta diaria,  pero mejor la leche de vaya usted a saber qué vacas,  procesada, manufacturada, envasada, distribuída y por supuesto VENDIDA… que eso es lo que mantiene nuestro sistema económico… Porque cómo se nos ocurre en pleno Siglo XXI, en un país tan moderno como el nuestro, pensar que una madre puede tener la libertad de decidir cómo alimentar a su hija… ¿estamos locos??? Y si además es una madre de escasos recursos y perteneciente a una minoría ya ni te cuento… hay que cortar con eso no vaya a ser que ahora viendo su ejemplo todas las madres del mundo se den cuenta que  lo que realmente necesita un bebé no hay que comprarlo… que lo satisface el propio cuerpo de la madre…

Estamos ya habituados a oír noticias que parecerían absurdas si no reflejaran la realidad   y quizás a base de sufrir tanto abuso de poder nos hemos convertido en una sociedad que acepta lo que sea… ¿ o no? La respuesta la tendremos viendo , en parte, como acaba la historia de Habiba.

Pero quizás no sea bastante… Habiba ha tenido la “suerte” de que Ibone Olza conociera su caso… pero me pregunto ¿cuántas Habibas habrá en nuestro país, en el mundo???

HAce unos días una  madre británica contaba cómo en un aeropuerto del Reino Unido no le dejaban pasar un recipiente con su leche extraída y cómo lloró de impotencia cuando  se la requisaron.

Yo, como tantas de nosotras en los grupos de apoyo, sigo oyendo semanalmente casos de madres presionadas hasta el acoso por otros (familia, sanitarios, educadores…) para que dejen la lactancia. Paradójicamente veo una completa desidia en lo que respecta a aplicar la Ley que regula por ejemplo la publicidad de sustitutos de la leche materna. Y hablo de LEY porque lo es… Tenemos en nuestro país un Real Decreto (bastante mejorable por cierto) que regula la publicidad de estos productos… y no hay día que no vea la TV que no aparezca alguna marca de leche artificial violando las prohibiciones “escasas” que del Código Internacional de Comercialización de Sustitutos de la Leche Materna recoge el RD español…  Del mismo modo que sigo viendo  (con estos ojitos) a representantes comerciales de estas marcas distribuyendo muestras gratuítas en Centros de Salud, usando a enfermeras, pediatras y matronas como  intermediarios para regalar esos caramelos envenenados… práctica prohibida expresamente en el RD que mencionaba antes.

Pero claro, estas empresas, de sus grandes beneficios, dan una pequeña parte para becas, premios de investigación, seminarios, etc…

Igual la solución es que cada madre que amamantamos paguemos una cuota para compensar la pérdida que generaría ser estricto con estas empresas y cerrarles el grifo… no sé… es que como llevo 5 años y pico de lactancia, en mi familia vivimos en pleno caos y desorden… y claro… al hablar desvarío… Igual estoy cometiendo una imprudencia temeraria al declarar públicamente que mi hijo de más de 5 años aún mama y que a mi hija que se está gestando en mi cuerpo pienso alimentarla igual… A ver si va a venir un asistente social a separarnos por dormir en la misma habitación, en la misma cama familiar…

Claro que yo juego con ventaja… no dependo de los servicios sociales para mi supervivencia… por ahora… porque en este sistema nada está asegurado… Así que tomando prestada la foto de Jesusa en su perfil actual de FB… me posiciono…

  • Recopilación de artículos relacionados:

  • Otras webs, medios y profesionales se hacen eco:

www.Centrosdemenores.com

¿Negligencia grave en el IMMF? Carta de Marcos Martino, psicólogo clínico

  • Comunicado de la Fundación Raíces que atiende Habiba:

“Desde Fundación Raíces, os queremos informar de lo siguiente:

Según la resolución de desamparo, el Instituto Madrileño del Menor y la Familia (IMMF) ha asumido la tutela de la niña, quitándosela a su madre por razones como: la falta de recursos económicos, la falta de apoyos familiares, no cumplir con los objetivos de un programa de psicoterapia y habilidades maternales.

Desde el IMMF se nos informó que la retirada se produjo por no llevar a cabo el programa que tenían previsto para ella y para la niña que, fundamentalmente consistía, en suspender la lactancia materna por considerarla “caótica y perjudicial para los niños y niñas.” Si esta historia no fuera real parecería un chiste de mal gusto, ¿cómo se puede alegar que una madre, que está acogida en un recurso público para madres en situación de riesgo, carece de recursos económicos?

También se nos informó que no van a permitir que la madre le dé el pecho a su hija, en la visita que tienen prevista el jueves, porque está prohibido el amamantamiento en los centros o residencias infantiles de la Comunidad de Madrid, ya que es contrario a la institucionalización de la niña, que pretende una desvinculación de madre e hija. Nuevamente entendemos que quien esté siguiendo el caso piense que esto, por absurdo, no puede ser verdad. ¿cómo se puede decir que perjudica a un niño el contacto con su madre? ¿y si le perjudica, por qué se establece un régimen de visitas?.

Consideramos el caso de Habiba y su hija como una gravísima violación de los Derechos Humanos y de los Derechos del Niño. El daño ya está hecho, pero si madre e hija se reúnen inmediatamente podrá ser reparado. Desgraciadamente esto no es un caso aislado.

Es hora ya de hacer un balance sobre el sistema de protección de menores en nuestro país, de reflexionar sobre los controles de las decisiones administrativas que, sin control judicial previo, intervienen en la vida de las personas con decisiones tan importantes como retirar a niños y niñas de sus familias. ¿Quién decide qué es lo mejor para un niño o una niña? ¿Con qué criterios? ¿Con qué formación? Al final, los centros de protección están llenos del mismo “perfil de menor” que casualmente coincide con niños y niñas, hijos de familias en situaciones de exclusión social.

Es hora ya de reclamar el derecho de las familias pobres a no ser objetos utilizables como moneda de cambio, a no consentir tantos abusos en nombre de falsos intereses superiores, a no consentir tanto sufrimiento gratuito, a no dejarnos machacar sin sentido; somos seres humanos, y no hipótesis jurídicas, no estamos en “riesgo de exclusión” sino en lucha por la “inclusión”.

Habiba está asustada, desesperada. Esa angustia y desesperación de una madre a quien han arrancado a su hija de los brazos es interpretada, por quienes dicen protegerla, como un evidente signo de su inestabilidad mental. Pero ella no quiere perder la esperanza, está convencida de que, cuando mañana lunes un juez estudie detenidamente su caso, va a ordenar que le devuelvan a su hija inmediatamente. 

Por eso no quiere que se sepa quién es y que la prensa conozca su historia. Nosotros, lógicamente queremos respetar su decisión, aunque entendemos que pueda haber quién no la comparta o quien piense que esta historia es un bulo más de los que circulan por Internet. Sin embargo, os comunicamos que su caso, con todos sus datos personales y los documentos que acreditan esta historia están en el Juzgado donde hemos recurrido la resolución de desamparo y hemos solicitado una medida cautelar urgente de las previstas en el artículo 158 del Código Civil, a la que el Ministerio Fiscal se adhirió el pasado viernes. También hemos presentado una queja al Defensor del Pueblo.

Lo anterior no significa que vuestra actuación no sea importante, ¡es fundamental!, queremos terminar dando las gracias por todo el apoyo recibido.

Os pedimos que escribáis urgentemente a la oficina del Defensor del Pueblo solicitando su rápida intervención y hagáis llegar vuestra protesta a la gerencia del Instituto Madrileño del Menor y la Familia, pidiéndole la inmediata entrega de la niña a su madre.

Podéis dirigir vuestras cartas:

A la oficina del Defensor del Pueblo
registro@defensordelpueblo.es
fax: 913081158

A Doña. Paloma Martín Martín.
Gerente
Instituto Madrileño del Menor y la Familia.
Calle Gran Via 14
28013 MADRID
immf@madrid.org

derechos.infancia@madrid.org 

  • Si queréis sumaros a esta causa os copio la carta-tipo que ha publicado Jesusa Ricoy en su perfil de Fb para facilitaros  el trabajo:

“Estimado Sr./Sra

(Elegir el principio de la frase Como mujer, madre, padre, ciudadano, etc…)

Estoy informada de las recomendaciones de la OMS y la Asociación Española de Pediatría sobre lactancia materna y las promuevo y apoyo. En la página web de la Asociación Española de Pediatria se establece que:

“La leche materna es el mejor alimento que una madre puede ofrecer a su hijo recién nacido. No sólo considerando su composición sino también en el aspecto emocional ya que el vínculo afectivo que se establece entre una madre y su bebé amamantado constituye una experiencia especial, singular e intensa. Existen sólidas bases científicas que demuestran que la lactancia materna es beneficiosa para el niño, para la madre y para la sociedad, en todos los países del mundo.” 

 

Y tras citar otras muchas razones de peso para proteger y promover la lactancia materna también se dice:

“Por todas estas razones y de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Academia Americana de Pediatría (AAP), el Comité de Lactancia de la Asociación Española de Pediatría recomienda la alimentación exclusiva al pecho durante los primeros 6 meses de la vida del niño y continuar el amamantamiento junto con las comidas complementarias adecuadas hasta los 2 años de edad o más.”

Hoy llega a mi conocimiento a través de una popular red social, la noticia de que una madre marroquí, Habiba,  al encontrarse en una situación económica adversa y solicitar acogida al Instituto Madrileño del Menor y la Familia, ha sido forzada a interrumpir la lactancia establecida con su hija de 15 meses, separada de su hija y posteriormente por “carecer” de hija que le permitiera conservar su sitio en este centro, puesta en la calle.

¿Qué supone esto?

Pues sin entrar en el tema de lo cuestionable que sea la autoridad de esta u otra institución para a) arrebatar a un niño/a lactante de los brazos de su madre y b) imponer la interrupción de la lactancia.

Supone un daño físico, a la madre en forma de mastitis porque el ritmo de producción de su leche ha sido alterado de manera externa, a su hija porque la lactancia tiene beneficios demostrables al menos hasta los dos años de edad y porque el desarrollo neurológico que está en pleno desarrollo hasta los tres años formando el cerebro futuro, se ve profundamente marcado por este vinculo afectivo.

Copio aquí información de la página de UNICEF:

(http://www.unicef.org/spanish/nutrition/index_breastfeeding.html)

“Es un hecho ampliamente reconocido que el tiempo que media desde el nacimiento hasta los dos años de edad constituye la “ventana crítica” para promover la salud, el crecimiento óptimo y el desarrollo conductual. Así pues, durante esta época es fundamental la buena alimentación del lactante y del niño y niña de corta edad. Una buena alimentación del lactante y el niño o niña de corta edad significa enseñar a las madres a iniciar la lactancia materna a la hora siguiente de dar a luz, a emplear la lactancia materna como método exclusivo de alimentación durante los seis primeros meses de vida del bebé, y, a partir del sexto mes, a continuar con la lactancia materna durante dos años o más, en combinación con una alimentación complementaria apropiada, eficaz, segura y adecuada a la edad del niño o niña. La nutrición materna también es importante para asegurar el buen estado nutricional del lactante y para salvaguardar la salud de las mujeres.”

Supone un daño emocional, la madre y el bebé están “programados” para proteger y ser protegido respectivamente, a Habiba y a su hija en esta situación se les ha arrebatado esta posibilidad y necesidad.

Para ambas esto tiene consecuencias psicológicas, tal y como cita la Asociación Española de Pediatría…

“En cuanto al final del destete, casi todos los autores están a favor a que se haga de forma lenta, por miedo a que un final brusco provoque traumatismos o sentimientos de inseguridad…En los lactantantes mayores la lactancia tiene una parte afectiva, otra nutritiva y otra de hábito. Dejar de dar el pecho no significa cortar la relación con su madre, que sería lo auténticamente traumático…”

Y supone un daño social, la promoción y protección de la lactancia tiene un impacto en la salud a nivel social, si las instituciones no siguen las recomendaciones para proteger la salud de madres y lactantes ¿qué clase de mensaje de protección de la salud se está transmitiendo?

¿qué impacto tiene está actitud en la salud pública?

UNICEF indica en su estrategia global para la alimentación del lactante y el niño que:

“La estrategia y las actividades de UNICEF en apoyo de la alimentación del lactante y el niño pequeño subrayan la importancia de un enfoque multisectorial destinado a mejorar la salud y la nutrición a través del Plan Estratégico a Medio Plazo, consistente en la ampliación de módulos de intervenciones basados en pruebas. Dicha estrategia se basa en la Declaración Innocenti sobre la protección, la promoción y el apoyo del amamantamiento de 1990, en la Declaración Innocenti sobre la alimentación del lactante y el niño pequeño de 2005 y en la Estrategia mundial para la alimentación del lactante y del niño pequeño. Mediante estos esfuerzos, UNICEF reconoce los derechos de los niños, niñas y familias, incorporando actividades de eficacia demostrada para promover y apoyar las acciones de gobiernos y organizaciones no gubernamentales en tres ámbitos: el comunitario, el nacional y el de los sistemas sanitarios.”

No quiero ni tan siquiera aventurarme a pensar que esto pudiera ser un trato común o una práctica corriente en los centros de acogida o que ocurra a menudo con las madres o en especial con las madres extranjeras o musulmanas… Prefiero creer que la separación, durante lo que ya son cinco días, de esta madre y su bebé, el abuso, atropello y la falta de humanidad inferidas en este caso, son un cúmulo de errores producto de una ignorancia e incompetencia extremas y les ruego por tanto que hagan cuanto esté en su mano para corregir esta vergonzosa situación.

Atentamente

Para más información:

OMS

http://www.who.int/child_adolescent_health/topics/prevention_care/child/nutrition/breastfeeding/es/index.html

AEP

http://www.aeped.es/comite-lactancia-materna/recomendaciones

Y se ha creado una plataforma de recogida de firmas, pincha en la imagen a continuación para firmar la petición

“Desde la voz del recién nacido” por Laura Gutman

Artículo publicado originalmente en la Newsletter de Junio de 2011:

Hoy las mujeres trabajamos a la par de los hombres, hecho que vivimos con orgullo y satisfacción. Además ninguna mujer está dispuesta a volver al pasado de sometimiento económico, religioso o moral. Nos sentimos libres al gozar por fin de la autonomía largamente merecida. Luego nos felicitamos mutuamente por la victoria de las libertades individuales. Hasta ahí estamos todos de acuerdo.

 

Quien posiblemente no esté tan de acuerdo sea el bebe recién nacido. Porque como mamífero humano, nació “sin terminar”. Es decir, va a necesitar nueve meses de “embarazo extrauterino” para completar los nueve meses de “embarazo intrauterino”, esperando encontrar la misma calidad de confort, placer, movimientos, alimento, olores, mirada y presencia que experimentó en el vientre de su madre. Este torrente de experiencias agradables podrá recibirlas dentro de un entorno femenino, o más precisamente, dentro de un entorno maternante.

 

Los bebes recién nacidos no fueron invitados a la fiesta de los tiempos modernos. No tienen voz ni voto en estas decisiones. Y las personas grandes no nos tomamos el trabajo de averiguar qué es lo que ellos -en su especificidad de niños muy pequeños- necesitan: básicamente seguir navegando en la sutileza de la energía materna. Pero hay algo más que permanece oculto en el pensamiento colectivo: la espontánea e íntima escucha de la madre al llamado del recién nacido y la intransferible conexión que cada mujer siente respecto al propio hijo.

 

Para permitirnos reconocer que la necesidad de permanecer juntos también es nuestra, las mujeres deberíamos sentirnos cuidadas, atendidas, apoyadas y sostenidas. Libertad no es depender de los propios recursos para subsistir. Libertad no es trabajar dobles o triples jornadas. No somos libres cuando somos expulsadas al mundo del trabajo viéndonos obligadas a abandonar a la cría. Eso es lo que nos han hecho creer -y hemos aceptado como cierto- engañadas con la zanahoria de la modernidad. En realidad, sólo somos libres cuando nos otorgamos las posibilidades de vivir a fondo cada etapa de la vida. Y el primer período de la maternidad es una muy especial. Además dura poco tiempo.

 

Laura Gutman.

 

 

Agenda Talleres Mimos y Teta Junio-Julio 2011

  • 01 Julio

Charla-Taller: “Necesidades Afectivas del Recién Nacido. Uso de Portabebés Ergonómicos”

Lugar :  Centro Maternal BLOSSOM   18h

C/ Peregrina (trasera a Triana) Las Palmas de GC

  • 22 Junio

Consultorio Lactancia Materna y/o Portabebés

Farmacia Cárdenes Altavista 17:00-18:00h

C/ Juan Ramón Jiménez 43-LPGC

  • 21 Junio

Charla-taller: “Vínculos Afectivos y Porteo”

CAP “Canalejas” (Las Palmas de Gran Canaria) 17:30h

Dentro del Programa de Preparación Maternal de la Matrona : Dolores Navarro

  • 13 Junio

Grupo Crianza de Balos

Emisión documental: “Restaurando el Paradigma Original” de Nils Bergman

Centro Sociocultural de Balos 17:00-19:00h

C/ Picasso-Vecindario (LAs Palmas)

  • 08 Junio

Consultorio Lactancia Materna y/o Portabebés

Farmacia Cárdenes Altavista 17:00-18:00h

C/ Juan Ramón Jiménez 43-LPGC

  • 06 Junio

Grupo Crianza de Balos

Centro Sociocultural de Balos 17:00-19:00h

C/ Picasso-Vecindario (LAs Palmas)